MARINA GUSMÃO CAMINHA

INSTITUTO DE TERAPIAS COGNITIVO-COMPORTAMENTAL DE BRASIL - InTCC

 

BRASIL

TRI –Terapia de Reciclaje Infantil – Protocolo clínico

A partir de la utilización de tres herramientas básicas, la Baraja de Emociones (2007), la Baraja de los Pensamientos (2011) y la Baraja de los Comportamientos (2012), los autores Caminha e Caminha desarrollaron el protocolo clínico TRI, un acrónimo que significa primeramente Terapia de Reciclaje Infantil. En un segundo momento, el acrónimo sugiere las etapas de tratamiento, entre estas: T - Trabaje sus emociones; R - Recicle sus Pensamientos e I - Innove  sus comportamientos.

 

El primer paso de la T.R.I consiste en el uso de la Baraja de las Emociones, que es un instrumento responsable por la regulación emocional, incluyendo etapas como: evaluar el niño a partir de su capacidad de reconocer, activar, evocar, cuantificar, discriminar, validar y adecuar el uso de las emociones. Además, en esta etapa, se busca desarrollar conceptos como empatía y resiliencia. La Baraja de los Pensamientos también es capaz de ayudar en el diagnóstico, así como acompañar por medio de monitoreos y registros de los pensamientos el funcionamiento y la evolución del proceso de terapia infantil. La Baraja de los Pensamientos, por su parte, trabaja por medio de las creencias intermedias el reciclaje de los pensamientos infantiles transformando pensamientos que no ayudan en pensamientos que ayudan utilizando una serie de técnicas como la máquina de reciclaje, la máquina de la difusión y las tarjetas de enfrentamiento SOS (acrónimo de Saque tu tarjeta, Mire tu tarjeta y Siga tu tarjeta).  La tercera parte de la T.R.I. consiste en la Baraja de los Comportamientos, la cual objetiva organizar algoritmos de los comportamientos capaces de transformar comportamientos que no ayudan en comportamientos que ayudan, finalizando, de esta manera, el modelo cognitivo que envuelve los tres pilares Emociones, Pensamiento y Comportamiento. En la Baraja de los Comportamientos, son introducidos conceptos como bien estar y el efecto bumerán los comportamientos, siendo el terapeuta responsable por el trabajo con el niño y sus familiares en los diagramas de modificación e implantación de nuevos comportamientos. Entre el uso de las tres barajas son utilizadas una serie de instrumentos complementares y psicoeducativos que hacen parte de los elementos complementares del modelo T.R.I, como algunos libros psicoeducativos que también serán mencionados. El protocolo, utilizado para trabajar sintomatología ansiosa y depresiva en niños, es presentado en 20 sesiones. Según Viana (2015), niños con TAG y Ansiedad de Separación son las más beneficiadas con TRI. Los resultados de su investigación indican que 70% de los casos tienen remisión total de los síntomas. 

 

El presente trabajo pretende presentar las bases teóricas del TRI, así como los principales tópicos del trabajo clínico protocolar.

  • LinkedIn
  • YouTube

©2019 by XIII INTERNATIONAL and XVIII NATIONAL CONGRESS of CLINICAL PSYCHOLOGY