JUAN RODRÍGUEZ TESTAL

PROFESOR TITULAR DE PSICOLOGÍA CLÍNICA

UNIVERSIDAD DE SEVILLA

 

SPAIN

Aplicaciones Clínicas del Tratamiento Transdiagnóstico

¿A qué llamamos exactamente transdiagnóstico?, ¿es una nueva moda o estamos fundamentando un cambio más definitivo en la concepción de los trastornos y los tratamientos?, ¿son el perfeccionismo, la intolerancia a la incertidumbre, la rumia, o el pensamiento mágico indicadores transdiagnósticos? Desde las primeras aportaciones (Brown y Barlow, 2005; Clark y Watson, 1991; Fairburn et al., 2003; Hollander y Rosen, 2000; Watson, 2005…y un largo etcétera) hemos asistido a propuestas que recalcan dos aspectos fundamentales en psicopatología: la dimensionalidad y la agrupación de las manifestaciones alteradas en espectros. Muchas de las aportaciones se han dirigido fundamentalmente a los trastornos emocionales y sus tratamientos (Barlow et al., 2015) pero puede centrarse en diferentes alteraciones, por ejemplo, el espectro de la psicosis (Fusar-Poli et al., 2017). En gran medida, muchas de estas propuestas tratan de ordenar las manifestaciones patológicas excluyendo las diferencias irrelevantes (Barlow, 2014), apostar por la dimensionalidad y la organización jerárquica de la psicopatología (Kotov et al., 2017; Waszczuk et al., 2017). Sin embargo, hay una falta clara de concreción de lo que se llama transdiagnóstico, se abarcan tanto trastornos como procesos cognitivos relevantes, por ejemplo (Sauer-Zavala et al., 2017), por lo que debemos precisar qué es el transdiagnóstico, de qué manera determinar su validez, y establecer con precisión su verdadera utilidad clínica para propiciar un mejor diagnóstico y tratamientos eficaces y eficientes centrados en las características o factores comunes.

  • LinkedIn
  • YouTube

©2019 by XIII INTERNATIONAL and XVIII NATIONAL CONGRESS of CLINICAL PSYCHOLOGY